post

Masterizado en Estudios Europeos

El pasado 16 de diciembre logré superar el último escollo que me quedaba para poder considerarme máster en Estudios Europeos por la Universidad de Sevilla. Lo hice con un sobresaliente (9), una nota que no está nada mal si tenemos en cuenta las circunstancias en las que lo he elaborado. No es fácil compaginar estudios y trabajo, aunque se puede.

Gracias al apoyo académico y moral de la tutora de mi trabajo, la doctora Eulalia W. Petit de Gabriel, pude sacar lo mejor de mí y abordar el estudio de una televisión tan extraña como Euronews: mismas imágenes para 13 idiomas diferentes; de iniciativa pública pero naturaleza privada. Lo he hecho desde un prisma arriesgado, que espero que aporte algo al debate sobre la creación de una esfera pública europea, tan en crisis como siempre.

Los agradecimientos van también para la comisión evaluadora de mi trabajo de fin de máster, formada por los profesores Marycruz Arcos, Custodio Velasco y María Luisa Palma. Sus críticas y cuestionamientos son la causa de que todavía prefiera no hacer público el trabajo al completo; no hasta que no corrija al menos varios detalles. Quería un tribunal duro y crítico, y lo tuve. También elogios, todo hay que decirlo.

Tras esta experiencia investigadora, uno lamenta no haberle dedicado más tiempo a los estudios y menos a las prácticas, por mucho que éstas últimas fueran las que me colocaron un pie en el mercado laboral. Pero de todo error se aprende. Si de algo me ha servido el título que ahora toca enmarcar es para saber que si te quedas quieto, te mueres.

El grupo de los 40 millones: Diximedia

Con una selecta nota de prensa, emitida a través de R Comunicación en junio de 2008, se daba a conocer un nuevo grupo mediático con un gran número de ambiciosos ojos puestos en Internet. En 233grados.com nos enterábamos de cómo Dixired, la filial menor de los hermanos de Diximedia (y editora de la revista Capital), se daba a conocer de esta forma:

«Un grupo de gente que viene de sitios diversos aunque comparte el mismo objetivo: crear el grupo más importante de comunicación en Internet. Sin complejos, con convicción».

Seis meses y varios premios después (un Bitácoras y un The BOBs para el blog 233grados.com), el llamado Proyecto i, el impulso central de Dixired, sale a la luz en fase beta. Desde el 8 de abril se puede solicitar una invitación para probar LaInformación.com, que se define desde su página web como «un nuevo medio online independiente, moderno, de calidad y abierto a todos». Pero ¿quién se esconde tras Diximedia/Dixired? ¿Quién está dispuesto a aportar 40 millones de euros para «crear el grupo más importante de comunicación en Internet»?

Atendiendo a la nota de prensa publicada en el blog Audiencias, de Espacio Filmica, Dixired «es una ambiciosa iniciativa profesional de algunos de los antiguos promotores, accionistas y directivos de Recoletos». Siguiendo a la propia nota, son Juan Kindelán, Luís Infante, Alejandro Kindelán, José Manuel Rodrigo, Álex Sopeña e Ignacio Moreno los otrora directivos del grupo del diario deportivo Marca o del económico Expansión. Recoletos pasó a estar desde 2007 en manos de la italiana RCS, editora de Corriere Della Sera y también propietaria de Unidad Editorial, la empresa editora del diario El Mundo.

Al equipo de ex-recoletos se le añaden dos figuras esenciales, la primera de ellas en cuanto a tecnologías de la información se refiere. Se trata de Mario Tascón, «fundador de la edición digital del periódico El Mundo y principal responsable durante varios años de Prisa.com», según la nota de prensa de Dixired. Una descripción del mismo menos acertada es la de «el español de mayor prestigio en la Red» (sic), que como apuntan desde Loogic.com, «aún no tiene web». Para aportar mayor heterogeneidad que la que aporta esta figura procedente de PRISA, se sube al carro de la iniciativa Jaime Castellanos, según PRNoticias.es. Castellanos es también un histórico Recoletos y antiguo socio de los Kindelán, aunque cuenta con acciones del grupo Vocento.


Los nuevos tentáculos de Diximedia

La empresa renacida de las cenizas de Recoletos comenzó sus andanzas con la creación de un humilde a la par que fuerte blog: 233grados.com. Esta bitácora, que, al igual que el presente, toma el nombre y concepto de otra eminencia (en su caso, de Ray Bradbury), se anunció en su día como un «blog sobre la situación actual de los medios de comunicación», aunque poco a poco fue cediendo ante lo que parecía un proyecto más grande: LaInformacion.com.

Ahora, en su recién estrenada fase de pruebas, el ambicioso proyecto de LaInformación.com pretende aunar en un solo portal las virtudes como agregador de noticias de Meneame.net y la información más temática y humana de Weblogs SL, como ya apuntan desde Loogic.com. La filosofía de este nuevo medio se conocerá como la filosofía del triángulo.

Sin embargo, el primer proyecto de Dixired presentado a través de 233grados.com fue el de Practicopedia.com, una curiosa iniciativa, aunque ajena al mundo del periodismo.

No se debe olvidar que, además de la iniciativa digital, Diximedia sigue contando con la primera revista en papel que hubo en sus filas, Capital (como podemos saber a través del enlace directo de Diximedia en la web de AMPE).

Publicado originalmente en Aldea Global.

Revista BDGK


Descargar PDF [4,5 MB]

En una muestra del gran esfuerzo editorial que nos aventuramos a iniciar con la publicación de este primer número, nace BDGK, LA REVISTA TRIMESTRAL SOBRE LA ACTUALIDAD MUSICAL ANDALUZA que tiene al rock como eje y a sus instrumentos principales —bass, drums, guitar y keyboard, o bajo, batería, guitarra y teclado— como equilibrio entre sus fuerzas imperantes. Sabemos bien de la sobresaturación de publicaciones musicales de la que adolecen los quioscos, y es por este hecho por lo que no sólo pretendemos destacarnos, sino que lo hacemos, optando por poner un foco en la actualidad de la comunidad andaluza, sin dejar por ello de reflejar la estela que dejan tras de sí los grandes grupos y artistas nacionales e internacionales que, de visita por al-Ándalus, nos honran con su presencia.

Desde la redacción, compuesta por tan sólo por Laura Jiménez Piqué y Juan Blanco Arellano, trataremos de dar cobertura a los eventos más destacados de la actualidad trimestral dándole voz a las estrellas incipientes que surjan de nuestras indagaciones. Es el caso de Zahara, la cantautora jienense que, ahora más próxima a los senderos del pop-rock, está a punto de grabar un disco con UNIVERSAL. De un extremo al otro, el veterano guitarrista Michael Angelo muestra la cruz a ésta en todos los sentidos. El virtuoso sorprendió a propios y a extraños con el manejo de su guitarra doble al acudir a un clinic en Sevilla.

El luto en el cual el mundo del rock progresivo —a medio camino entre las dos muestras anteriores— se halla inmerso tras la pérdida del
teclista Rick Wright, conocido por su trabajo como miembro fundador de Pink Floyd, precisa de un repaso de toda su carrera, además de un merecido homenaje por cuenta del grupo sevillano Proyecto Floyd.

La heterogeneidad de estilos percutivos que se dieron cita en el pasado festival DrumFest 2008 son el complemento perfecto para cohesionar lo que pretendemos plasmar en BDGK. Bienvenidos.

Así nacía el primer, único y último número del suplemento BDGK. Elaborado de forma conjunta por Laura y por mí, se trata de un trabajo práctico para la asignatura Periodismo Cultural. De pretendida periodicidad trimestral, en un principio abarcaba los meses de noviembre, diciembre y enero, por lo que ya ha quedado un pelín desfasado.

Emir Kusturica: La histeria de Yugoslavia

11851085 (1)

La historia reciente de la antigua Yugoslavia está teñida de rojo. En el transcurso del pasado siglo, la omnipresencia del mariscal Josif Broz Tito en la vida pública y privada de los yugoslavos vino a cicatrizar una herida, infligida al inicio de la Segunda Guerra Mundial, que más tarde volvería a abrirse de forma flagrante. El paso del color rojo político trajo de nuevo —si es que alguna vez se fue— al rojo sangre, el color característico de los lamentados odios étnicos, religiosos, territoriales e individuales.

Pero el rojo es también el color de la pasión desatada por el mestizaje de los pueblos que se han dado cita, hasta hace menos de una década, en un país que fue y que ya no es. Uno de los exponentes más conocidos de esa pasión autóctona es el director de cine Emir Kusturica.

Nacido en Sarajevo (hoy capital de Bosnia y Herzegovina) y serbio por herencia familiar, el prestigioso director ha optado por el uso del cine como canal de denuncia de la situación presente y pasada del que él considera aún su país, Yugoslavia, con el fin de exponer al mundo el desconcierto de la deriva en la que se encuentra enfrascada la turbulenta región de los Balcanes.

Para ello, emplea a menudo recursos narrativos, estilísticos y visuales muy alejados de los cánones del cine occidental. Destaca especialmente en este aspecto el llamado realismo mágico, tan propio de los escritores sudamericanos, que él logra plasmar en algunos de sus filmes para introducirnos en un mundo a veces incomprensible. Kusturica parece pretender hacer suya la célebre cita de Picasso: “El arte es la mentira que nos permite comprender la verdad”.

El presente trabajo fue presentado como proyecto final para la asignatura Relaciones Internacionales de la Licenciatura en Periodismo de la Universidad de Sevilla, impartida por Eulalia Petit. Como tal fue presentado el 31 de diciembre de 2008, y no fue calificado hasta el pasado 9 de enero. El texto supone un adentramiento en la particular visión del director yugoslavo Emir Kusturica acerca del conflicto balcánico, para lo cual se abarcan determinados títulos dentro de su filmografía que cobran especial relevancia a la hora de narrar la confusa historia de Yugoslavia. Las películas analizadas son las siguientes:

  1. Guernica (1978)
  2. ¿Te acuerdas de Dolly Bell? (Sjecas li se Dolly Bell, 1981)
  3. Papá está en viaje de negocios (Otac na sluzbenom putu, 1985)
  4. El tiempo de los gitanos (Dom za Vesanje, 1989)
  5. Underground (1995)
  6. Gato negro, gato blanco (Crna macka, beli macor, 1998)
  7. La vida es un milagro (Zivot je Cudo, 2004)

La multiplicidad de detalles que albergan los siete títulos dificulta la aprehensión de conceptos clave muy presentes, un motivo por el cual puede llegar a elidirse en ocasiones el mensaje intrínseco de cada pieza. El principal cometido de Emir Kusturica: La histeria de Yugoslavia no es otro que el tratar de arrojar luz sobre las carencias conceptuales y relativas que puedan surgir del visionado de la filmografía de este peculiar director.

Espero que disfruten de este proyecto tanto como yo lo hice escribiéndolo.

¿Es la guerra contra el terrorismo una guerra tradicional?

Es bastante bien cierto que mi desconocimiento hacia ciertos aspectos del mundo es total. Siempre he dicho, a modo de definición de mis recursos culturales, que «sé un poco de todo y mucho de nada».

Nunca me ha gustado releer un texto mio, pero desde que me conciencié acerca de las prácticas periodísticas que, en un futuro ya casi inmediato, me veré obligado a realizar, releo mis textos con mayor rigor. En el caso que ahora me ocupa, el tema central de mi contribución práctica era acerca de la República Islámica de Afganistán. Entonando el mea culpa, he llegado a la conclusión de que el principal fallo del discurso radica en haber tratado un tema tan trascendental sin contar con una base científica del área de conocimientos de la asignatura, extrapolando lo que realmente se pedía hacia una vaga respuesta, en lo que resulta algo similar al artículo de opinión, tan divagante siempre.

Hay tantas películas por ver, tantos libros por leer, tantos paisajes por vislumbrar, tanta música por escuchar, tantos tantos que uno se abruma cual lobo estepario. Como dice Juan Prieto en Bajo las sábanas: «Tanto por hacer, tantos deberes».

Read More