Periodigno: «Nadie te puede obligar a servir a la mentira»

Cientos de periodistas se han concentrado hoy en la sevillana Plaza Nueva bajo el lema «Por un periodismo que defienda la verdad» y «Por el empleo de periodistas en condiciones dignas». Con ello los periodistas han querido denunciar ante la opinión pública, por primera vez en la historia, las precarias condiciones en las que desarrollan su trabajo.

Convocados por la Asociación de la Prensa de Sevilla, cerca de quinientos profesionales de los medios de comunicación han expresado su preocupación por la crisis que atraviesan las empresas periodísticas y el deterioro en las condiciones laborales y éticas. Continuar leyendo

Cámara: Paula Velasco
Edición: Juan Blanco

post

Del periodismo al #periodigno

Esta semana sólo he podido ir a trabajar un día. He tenido una recaída de mi faringitis y vuelvo a la senda de los antibióticos, así que poco podía hacer distinto de estar tumbado en la cama. Pero no se deja de ser periodista por estar enfermo. El periodismo es una actitud. Uno puede ser camarero once o doce horas diarias durante seis días a la semana, y seguir llamándose a sí mismo periodista.

Por eso, la mejor forma que encontré anoche para ayudar a difundir la concentración de periodistas de este sábado en Sevilla fue darle bombo en las redes sociales. Ya que nos acusan a los periodistas, y no sin parte de razón, de rellenar telediarios con trending topics, gatitos de Menéame y vídeos de Youtube; tomemos la agenda, a ver si nos sacan. A media hora de empezar, el #periodigno llegó a ser el tema del momento a nivel local. A los veinte minutos del comienzo, ya alcanzaba el ámbito nacional y europeo. Y subiendo.

En Menéame, sin embargo, el camino está siendo más lento. Aunque principalmente se debe a que la popularidad de este portal no es tan alta como la de Twitter, otra causa puede ser la que manifiesta alguno de los comentarios: la Asociación de la Prensa de Sevilla está patrocinada por anunciantes de tan dudosa moral como La Caixa, Cajasol, Endesa, El Corte Inglés, Cámara de Sevilla Coca Cola o Cruzcampo. Y no es que algo así despierte mucha confianza entre nuestro público y lectores.

Es algo que ya critiqué en su día a la Asociación de la Prensa de Madrid, cuando comprobé que su boletín estaba plagado de anunciantes que tanto pie dan a la autocensura. Su respuesta vía Twitter fue, creo recordar, algo así como y que sigan estando ahí.

La información es cara, y puedo llegar a entender que si reivindicamos un periodismo digno y de calidad, necesitamos de anunciantes que lo paguen. En un medio privado. Pero en una asociación, al igual que en una oenegé o un sindicato, esa connivencia implícita con el que paga nos hace escorar bastante una oposición que, por su naturaleza, debería ser frontal. Y más cuando, para defender nuestros derechos como informadores, hemos demostrado que si queremos, tenemos el medio a coste cero.

Pese a esta reflexión que creo necesaria, la concentración de este sábado ha sido todo un éxito y el comienzo de muchos más. Como dice Francisco Artacho, «por primera vez me siento orgulloso de la Asociación de la Prensa de Sevilla (aunque su web la patrocine El Corte Inglés)».

post

#OpEuribor, transparencia y WhatsApp

Hace poco más de una semana, lanzaba al viento que había recuperado las ganas de luchar por un mundo más justo. Tras la expectación levantada y días de tensión y duro trabajo, hoy por fin podemos dar fe de que la operación Euríbor ha sido todo un éxito: trending topic local, portada en Menéame y hasta un reportaje en la edición dominical de El País.

Precisamente este último ejemplo es el que da fe de una realidad que es la que denunciamos desde #OpEuribor: la falta de transparencia en aspectos clave que nos afectan a todos. En especial, me llaman la atención un par de párrafos:

Este periódico se puso el viernes en contacto con un portavoz de Thomson Reuters en Londres, que declaró por teléfono que la información que ofrecen los bancos para calcular el euríbor es “confidencial”. Y dijo que para conocerla habría que hablar con cada uno de los bancos.

Por eso es tan importante en la actualidad la figura del periodista. Los que bebemos de las redes autocomunicativas estamos ya curados de espanto y solemos mantenernos en guardia ante informaciones que nos llegan de una sola fuente, pero con la labor de contraste ejercida por Joseba Elola, los lectores ajenos a la red tendrán ahora constancia de que esa transparencia no existe. Pague usted la hipoteca, pero no pregunte por qué. Pero lo del siguiente párrafo es de traca:

Cédric Quemener, director de EBF-Euribor, Federación de Banca Europea que supervisa los datos que le ofrece Thomson Reuters, declara en conversación telefónica que la repetición de los datos es absolutamente natural porque se trata de un mercado muy estable. “Las manipulaciones del euríbor son prácticamente imposibles”, sostiene. “Nos guiamos por un estricto código de conducta. No nos dedicamos a mantener reuniones secretas para fijar los tipos”.

Absolutamente natural. Prácticamente imposibles. Estricto código de conducta. Esto último ya me suena. Pero ya con lo de las reuniones secretas me entra la risa. ¿Quién se iba a creer eso, teniendo WhatsApp?

La recogida ‘preventiva’ de basura en Sevilla

Va por 5.208 visionados en Youtube y por los 1.527 votos en Menéame. Pero no, no ha sido esta difusión la que ha llevado a la palabra contenedores a ser el tema del momento en Sevilla, según TrendsMap. Ha sido el alcalde hispalense, Juan Ignacio Zoido, quien ha incendiado la red al acusar, desde su perfil en Twitter, a los propios usuarios por un «mal uso de los contenedores». Es la mejor excusa que ha podido dar para justificar y reconocer que los residuos orgánicos y reciclables se mezclan en la recogida de basura de la Alameda de Hércules, después de que los vecinos lo hayan separado.

Tuit eliminado por el equipo de Zoido

Tuit eliminado por el equipo de Zoido

Nada más despertar, me encuentro con que el alcalde anuncia desde su perfil que se ha iniciado una investigación al respecto. Sin embargo, antes incluso de tener una confirmación, insinúa en el mismo tuit que “puede ser por avería de soterrados o camiones, o por negligencia de operarios”. Extrañado por tal acusación velada, intento retuitearlo, sin lograrlo. Había sido eliminado.

Al parecer, a su equipo le pareció más oportuno optar por: «Vamos a investigar esto […] para ver cuál es el motivo». Por fortuna, existen las capturas de pantalla también en los móviles. Tras la expectación generada, el alcalde hizo pública, por fin, la conclusión de tamaña investigación: «Confirmado. Se debe a la contaminación por basura de los envases. No se han usado adecuadamente y se han contaminado envases».

La reacción no se hizo esperar. A lo largo de esta mañana de domingo, términos como el mencionado contenedores, reciclaje o la etiqueta #túreciclasellosmezclan se fueron sucediendo como trendings locales. No es para menos. El responsable de la cuenta de Zoido decidió salir de este jardín por donde más barro había.

Tras señalar a los operarios, apuntó que «todo es debido a un mal uso», para después pedir «colaboración a los vecinos para que hagan un buen uso de los contenedores separando adecuadamente los residuos». Es decir, los ciudadanos son los responsables de que la empresa de recogida de basuras, Lipasam, no realice la recogida selectiva de basuras. Es lo que podríamos llamar la recogida preventiva de basuras.

 

¿Cómo pueden saber los operarios, in situ, que el contenedor está contaminado en un 30%? Fácil: «En ese punto en concreto los contenedores se contaminan siempre». Entonces, ¿para qué hacer el esfuerzo de recogerlos por separado, si «la planta recicladora no lo acepta»? Aunque pensándolo bien… ¿cómo pueden probar que los vecinos no separan los residuos, si a la planta ya llegan mezclados?

Si ya es difícil demostrar «cómo se echan todo tipo de residuos en el de envases», peor aún es intentar solucionar una crisis de credibilidad como ésta desde un acto de Nuevas Generaciones del PP en Dos Hermanas, por mucho equipo de community managers que haya detrás de una Blackberry. Máxime cuando, en ese mismo instante, los vecinos acusados de falta de «colaboración ciudadana» se encontraban plantando árboles en la Alameda con sus propias manos.

lamiradarevoltosa.blogspot.com

lamiradarevoltosa.blogspot.com