Durante la mañana de este domingo, en torno a un centenar de dependientes y sus familiares han dado muestra de su apoyo a las empleadas de Acasa, la concesionaria del Ayuntamiento de Jerez para el servicio de asistencia a domicilio.

En la jornada se vivieron momentos realmente emotivos que no hacen sino dar la razón a los que apostamos por el que es un verdadero progreso social: ayudar a quienes más lo necesitan.

Sin embargo, las trabajadoras vienen sufriendo constantemente impagos en sus nóminas, bien por la mala gestión municipal o por los retrasos en el envío de las partidas desde la Junta de Andalucía.

Precisamente los que no se pueden mover hicieron acto de presencia para reivindicar un derecho que es suyo, y que no están recibiendo porque a las empleadas no les queda otra que seguir acampadas y en huelga hasta que les paguen. A ver si hay suerte y este lunes se traen un acuerdo de compromiso de Sevilla.