En plena campaña electoral, a los periodistas de la Asociación de la Prensa de Sevilla (APS) también nos toca votar nuestra directiva.

En esta ocasión, tengo el honor de formar parte de la candidatura encabezada por Rafael Rodríguez, responsable del equipo que logró superar los graves problemas económicos y sanear por completo las cuentas de la asociación, conseguir una nueva sede (a la espera de lograr otra con mayores posibilidades), crear un fondo de emergencia y poner en marcha numerosos cursos de formación y proyectos permanentes de generación de empleo, como La Prensa en las escuelas, La Igualdad es noticia –en colaboración con la AMPS-, el Censo de Expertas o Formar formadores). Espero estar a la altura que demandan estos tiempos difíciles para la profesión.

Pero antes de ponernos manos a la obra, nos gustaría contar con el apoyo masivo de los socios de la APS, que el próximo 16 de marzo estamos llamados a ejercer nuestro derecho al voto a pesar de que la nuestra es la única candidatura presentada. Porque, tras el cambio de reglamento aprobado por esta misma directiva -en la que siguen ocho de sus miembros-, no hay proclamación automática y sí cita con las urnas. Como decimos en el texto enviado a los socios, “una masiva participación electoral, por voto electrónico, correo postal o de manera presencial, será un síntoma de que estamos vivos, de buena salud democrática y de compromiso e implicación con la profesión y con la APS, que es de todos”.

Aunque la votación puede realizarse desde el ordenador -precisamente, otra de las novedades introducidas por esta renovadora junta-, lo ideal sería que este día de votación se convirtiera en una jornada de convivencia entre compañeros periodistas, durante la cuál nos viéramos en la sede y aprovecháramos para compartir juntos nuestras inquietudes y propuestas para mejorar nuestra situación en la casa de los periodistas. ¿Participas?